5 lecciones que aprendimos de Elon Musk

Una de nuestras resoluciones de año nuevo es leer más y mejor. ¿Qué significa esto? Encontrar lecturas que nos entretengan, nos enseñen y nos ayuden en nuestra evolución constante. Así llegó esta biografía de Elon Musk escrita por Ashlee Vance. Queremos contarte las 5 lecciones que aprendimos del emprendedor más rico del mundo: 1. Que nunca te digan que algo es imposible. Estamos convencidos de que así es y al leer esta biografía nos quedó más que confirmado: no hay imposibles.

A lo largo de las páginas, el autor deja ver que una de las cosas que más le molesta a Elon Musk es que alguien que trabaja para él le diga: no puedo hacerlo; en algún punto del libro, uno de sus empleados decía que el secreto para caerle bien a Musk es llegar siempre con una solución y una hoja de ruta clara; este empleado decía que, incluso, si le decías que te parecía imposible, él te iba a decir: ok, yo voy a seguir siendo CEO de mis empresas y además haré tu trabajo, tranquilo. La parte más increíble es que en serio lo hacía y te demostraba que no solo era posible, sino que además está dentro de las capacidades de cualquier persona. 2. Si sueñas en grande, hay que arriesgar en grande. Uno de los puntos más críticos de las empresas de Musk (Tesla y SpaceX) ha sido la capacidad de cumplir todo lo que promete, teniendo en cuenta una línea de tiempo y un presupuesto, como lo hacen todos los emprendimientos que dependen de socios inversionistas. Leyéndote este libro te vas a dar cuenta que, para soñar en grande, como lo hace Elon, se necesita arriesgar todo y estar dispuesto a todo: no dormir, sacrificar tu capital, obsesionarte con tus ideas...una especie de OBMO, si has leído nuestros blogs. 3. Ninguna idea es demasiado loca si crees en ella. Por increíble que parezca, la gente se burlaba de Musk por decir que quería llegar hasta Marte; incluso, lo miraban de soslayo cuando decía “pienso mucho en los carros electricos” en los 90’. ¿Quién ríe hoy? Sin tratarse de egos ni manías, leer este libro te deja con la sensación de que de verdad ninguna idea que tengas es demasiado loca si estás lo suficientemente convencido de que puedes lograrla. Muy pocos creyeron en las ideas de Musk y son ellos quienes disfrutan de su visión. Para materializar tus ideas necesitas creer, creer, creer. Y crear. 4. Strive for greatness, always. Suena obvio, pero no lo es. Sabemos que existe una delgada línea entre ser exigentes y ser perfeccionistas, pero la verdad es que lo primero exige un nivel de excelencia que requiere muchísimo esfuerzo. Aprendimos que para poder lograr resultados excelentes se necesita operar, pensar y actuar de forma excelente. ¿A qué vamos? A que, incluso en aquellas pequeñas cosas en las que creemos que podemos ser “menos”, en realidad necesitamos poner todo nuestro esfuerzo y atención. Strive for greatness, always. 5. Rodéate de estos dos tipos de personas. También aprendimos la que creemos puede ser la lección más valiosa que cualquiera puede aprender; rodéate de dos tipos de personas: a quienes puedas ayudar con tu conocimiento y hacerlos mejores, y de quienes puedes aprender más para ser mejor tú. No se trata de edad, se trata de curvas de aprendizaje y qué tan lejos hemos llegado en ellas. Siempre habrá a quien ayudar y siempre existirá de quien aprender. Para un emprendedor, jamás está todo aprendido y jamás está cumplido el ciclo de la enseñanza.

Sede Frontera

(Cra 43A 18 Sur 174 Mall La Frontera/Local 201)

(+57) 300 3108253

  • White YouTube Icon
  • White Facebook Icon
  • White Twitter Icon
  • White Instagram Icon
whatsapp (1).png