whatsapp (1).png

Estos 4 libros cambiarán tu forma de ver el mundo

I'm a title. ​Click here to edit me.

Estos 4 libros cambiarán tu forma de ver el mundo

Sabemos que la lectura es un hábito difícil de adquirir. No todos lo logramos. De hecho, a 2019, los colombianos leíamos 2,7 libros por año. Si no es uno de tus pasa tiempos, pero tienes el propósito de intentarlo, estos 4 libros cambiarán tu forma de ver el mundo, te lo aseguramos. Algunos son los favoritos de Bill Gates, otros los de Barack Obama y, otro, puede que sea el favorito de alguien de NEWO. Esta es la lista completa: 1. How to do Nothing: Resisting the Attention Economy El título es bastante atractivo de por sí. ¿Has pensado en lo difícil que es no hacer nada en pleno Siglo XXI? Además, a ese “cómo hacer nada”, le siguen unas palabras poderosísimas: resistiendo la economía de la atención. Este libro, escrito por Jenny Odell, figura entre la lista favoritos de Barack Obama en 2019. Odell es una artista que ha visto cómo nuestra atención, uno de nuestros mayores tesoros, ha sido devaluada y maltratada por el capitalismo. En este libro, propone una serie de acciones que te ayudarán a permanecer dentro de esta sociedad, tomando control de tu atención, volviéndola parte fundamental de tus bienes. Tanto así, que toca el tema de las redes social y cómo estas socavan nuestro derecho “a no expresarnos como en realidad somos”. 2. En defensa de la Ilustración Steven Pinker es psicologo y lingüista, profesor de Harvard. Ha dedicado su vida a escribir sobre lo que pasa en el mundo y cómo lidiamos con eso como humanidad. Este libro es parecido al número 1 de nuestra lista, en tanto se basa en 75 gráficas para demostrarnos (y postular) que en realidad este es el mejor momento para estar vivo. Literalmente es una revisión de la tecnología y el mundo actual en la que muestra las ventajas de vivir en esta época; cosa que a veces olvidamos en medio de tantas situaciones difíciles que debemos presenciar.
Bill Gates dice que es un nuevo libro favorito. Nosotros ya lo pusimos en nuestra lista. 3. Piensa como un freak Antes de abrir el libro, por recomendación del blog Freakonomics: …"quitate los prejuicios, porque es difícil ver un problema con claridad si ya has decidido qué hacer al respecto...” Steven D. Levitt y Stephen J. Dubner presentan este libro como parte de una trilogía en la que invitan a los lectores a hacer las cosas de una forma distinta. Es cierto, no hay novedad ahí. Lo verdaderamente interesante de estos autores son las historias que escogen para traer las enseñanzas que te llevarán a decir: de verdad necesito pensar como un Freak. 4. Factfulness: Diez razones por las que estamos equivocados sobre el mundo. Y por qué las cosas están mejor de lo que piensas Este libro empieza con un pequeño examen para ver qué tanto sabes del panorama mundial. Te hace 10 preguntas sencillas que crees tener dominadas, para darte cuenta en los resultados que de verdad necesitas enterarte un poco más de lo que pasa. Escrito por el físico Hans Rosling, es una recolección de datos estadísticos explicados de la mejor manera posible para mostrarte la realidad del mundo en el que vivimos. Rosling busca demostrar que las cosas no son blancas o negras, que existen matices que ayudan a entender cómo está configurado el orden social, cultural y económico de la humanidad. Es uno de los pocos libros que Bill Gates considera dignos de 5 estrellas.

¿Buscando casa? Este es el subsidio para vivienda no VIS

En los últimos días, el Gobierno Nacional ha anunciado el subsidio para viviendas que no sean de interés social. ¿Qué es este subsidio y cómo puedes acceder a él? El Gobierno Nacional, a través del Fondo de Reserva para la Estabilización de la Cartera Hipotecaria (FRECH), que administra el Banco de la República, brindará una ayuda monetaria para el pago de las tasas de interés de los créditos otorgados por establecimientos de crédito (Bancos) que brindan préstamos para vivienda urbana nueva que NO sea VIS, es decir, que no sea Vivienda de Interés Social. ¿Para qué tipo de vivienda se aplica este subsidio? Este beneficio solo aplica para la vivienda urbana nueva, cuyo precio es superior a ciento treinta y cinco (135) salarios mínimos mensuales legales vigentes (SMMLV), que para el año 2020 es CIENTO DIECIOCHO MILLONES QUINIENTOS TRES MIL CUATROCIENTOS CINCO PESOS M.L ($118.503.405) y hasta de quinientos (500) salarios mínimos mensuales legales vigentes (SMMLV), que para el 2020 son CUATROCIENTOS TREINTA Y OCHO MILLONES NOVECIENTOS UN MIL QUINIENTOS PESOS M.L ($438.901.500). ¿Hasta cuándo puedo aplicar? Hasta que se agoten los 100.000 cupos que puso a disposición el Gobierno. ¿Cuáles son los requisitos para poder aplicar? No haber recibido subsidio familiar de vivienda por parte del Gobierno o las cajas de compensación familiar, ni ninguna cobertura de tasa de interés. ¿Únicamente aplica para la compra de la primera vivienda? No. Puede ser para una segunda vivienda siempre y cuando cumpla con los demás requisitos. ¿Cómo se accede? Se solicita el beneficio en el establecimiento de crédito (Banco) que usted determine para la financiación de su vivienda y se hará dentro del trámite habitual para la aprobación del crédito hipotecario, sin necesidad de intermediarios. ¿Qué cubre? La cobertura de este beneficio consiste en la entrega de un valor de CUATROCIENTOS TREINTA Y NUEVE MIL PESOS M.L ($439.000), que son girados por el Gobierno mensualmente al establecimiento de crédito (Banco) con el que haya solicitado su crédito por los primeros siete (7) años de vigencia del crédito, contados a partir del desembolso o la fecha de inicio del contrato de leasing habitacional, sin importar el valor de la tasa o de la vivienda que se compre. ¿Puedo perder el beneficio? Este beneficio puede perderse en los siguientes casos: Por pago anticipado del crédito hipotecario o hacer uso de la opción de compra tratándose de contratos de leasing habitacional. Por mora en el pago de tres (3) cuotas o cánones consecutivos a cargo del deudor o locatario del leasing habitacional. En este caso, la cobertura se perderá a partir del día siguiente al vencimiento de la última cuota o canon incumplido. Por petición del deudor o locatario. Por cesión del crédito hipotecario por parte del deudor. Por cesión del contrato de leasing por parte del locatario. Por reestructuración del crédito hipotecario o del contrato de leasing habitacional que implique el incremento de montos o saldos de las obligaciones o ampliación del plazo de los créditos o los contratos. Por aceleración del plazo conforme a los términos contractuales. QUARTA
Acompañamiento de Negocios

Las burbujas en el deporte: ¿hábitats de superación?

Todos somos fans de algo. La mayoría, de algún deporte. Fútbol, baloncesto, béisbol, automovilismo, ciclismo, tenis…Apoyamos a un equipo o a una persona que dedica su vida a competir. Durante la cuarentena, no tuvimos la oportunidad de disfrutar del deporte. Pero ahora que vuelve, algo distinto pasa… es como si se jugara a otro nivel, ¿lo han notado? como si los deportistas, con las alteraciones en los escenarios, rindieran más. Nosotros lo hemos visto y queremos contarles qué hemos investigado. Primero, hablemos de esas alteraciones en los escenarios deportivos para que los jugadores no se contagien: Se restringió el público en todos los eventos. Se practica, en lo posible, el distanciamiento social. Los ambientes de entrenamiento y juego son muy controlados en número de personas Los controles de salud para los deportistas han incrementado. Otro ejemplo es la NBA. Algunos equipos llevan alrededor de dos meses encerrados en un centro deportivo que han denominado “la burbuja.” (Así también llamaron al ambiente seguro para los corredores en El Tour de Francia.) Fue adaptado a las necesidades y protocolos del momento: nadie sale, muy pocos pueden entrar. Los equipos se mueven en buses que cumplen con todas las medidas de seguridad y les hacen pruebas regularmente. En las ligas de fútbol también existe un algo parecido: no hay público, pruebas cada cierto tiempo y los jugadores siguen estrictos protocolos que les limitan sus actividades diarias a entrenar y competir. El US Open y el Masters 1000 de Roma, que se disputaron en septiembre, fueron sin público y con un número pequeño de tenistas que solo entrenaban y competían. Los números son mejores que las palabras Lo sabemos: una cosa es hablar desde lo que sentimos y otra muy distinta es poder comprobar estas percepciones con hechos o números. No se preocupen, los tenemos: Estadísticas tomas de MisterChip y diversos artículos deportivos. Además, la Premier League registra récord de goles fecha tras fecha. A esta semana de octubre, promedia 3,8 goles por partido. En otros deportes, estos son los 8 records que pueden romperse en la Fórmula 1 en lo que queda del año. ¿Y de qué nos sirven los números? Como ya lo dijimos, una cosa es basar un argumento en lo que sentimos y otra en los hechos. Los hechos son los datos que los acabamos de dar. Ahora, interpretémoslos. Existen muchas variables que pueden afectar o favorecer el rendimiento de un deportista: el clima, cuánto y cómo ha entrenado, cómo se siente, la indumentaria que utiliza, el público, su estado mental… todo. El público es uno de esos factores que puede engrandecer al deportista o apabullarlo al punto de disminuir su rendimiento. Le preguntamos a Matías Mier, jugador de fútbol profesional en Colombia, qué tanto le favorece o afecta jugar sin público y nos confiesa que “es raro, nosotros estamos acostumbrados a jugar con público y es muy extraño acostumbrarse a jugar así. Afecta, pero tenemos que cuidarnos.” Haciendo eco a esa voz, el periodista deportivo Jhon Jaime Osorio habla de la importancia del público para el espectáculo, de cómo esta presión de los espectadores es necesaria para los deportistas pero que “el rendimiento del deportista termina incidiendo, no es casual que veamos tantos números elevados” en los deportes. Entonces ¿Cómo ha favorecido el encierro estas estadísticas? Aquí te contamos: Como lo mencionamos antes, todos pasamos por el aislamiento obligatorio. Y como es de esperarse, nos afecta psicológica y físicamente. Pero también se convirtió en la oportunidad perfecta para enfocar el entrenamiento en ejercicios complementarios.  Como nos cuenta Mónica Sarai Arango, deportista profesional en nado sincronizado: “desarrollamos otras características técnicas que pudimos entrenar, que no hubiéramos tenido la oportunidad de hacerlo en una piscina.” También, como lo muestra este artículo de una página especializada en baloncesto, el hecho de que los jugadores se encuentren en un recinto sin fans puede influir favorablemente en su puntería y porcentaje de acierto en tiros, como al parecer lo corroboran los números con un alza de casi dos puntos de diferencia. De los números a la mentalidad Puede que exista una correlación entre los altos números de las estadísticas y las condiciones específicas que viven los deportistas, pero también está la mentalidad. ¿El rendimiento de un deportista se ve afectado o favorecido por el hecho de que estén aún más concentrados en entrenar y competir que en cualquier otra cosa? Es difícil saberlo, porque no estamos en la mente de ninguno de ellos. Pero quisimos averiguarlo, y esto fue lo que recogimos: Le preguntamos a Mario Sabato, narrador de ciclismo, y aunque fue muy enfático en que es muy difícil saberlo sin ser uno de los corredores, nos cuenta que “a veces un poco de distracción, de quitarte la cabeza en lo que estás enfocado, también sirve (…) seguro van a estar más concentrados en su competencia, pero no sé hasta qué punto sea más beneficioso que estén pensando 24/7 en la competencia.” También le hicimos esta pregunta a Mónica Sarai Arango, que además de ser profesional en Nado Sincronizado, es psicóloga, y nos habla de la resiliencia de los deportistas de alto rendimiento que convierten las crisis en oportunidades. Como deportista acuática, asegura que fue un golpe fuerte salir del agua y entrenar de otras formas, pero “los que van a ganar (de ahora en adelante) son los que mejor se adapten. Y estos deportistas de alto nivel se han adaptado muy bien, y a eso obedece también que sigan teniendo muy buenos resultados.” En una entrevista pospartido antes de las finales de temporada, LeBron James habló de la importancia de estar centrados en un objetivo y cómo este tiempo de máximo enfoque les ha ayudado a mejorar como equipo.  


En contraste, también lo hablamos con Alvaro Martin, narrador de la NBA para latinoamérica, y más que una respuesta, nos plantea la hipótesis de “un ambiente amigable”: “es posible, pero difícil de medir a ciencia cierta. El porcentaje ganador de los ‘locales’ en Orlando en partidos clasificatorios en Orlando es similar al pre-pandémico. La certeza en tiros de todo tipo aumentó, pero ¿fue porque era un ambiente amigable a tiradores?” Mmmm, los números parecieran darle la razón a ese punto, aquí está el comparativo: Estadísticas de @NBAStatR en Twitter De los deportes a la vida real Existe evidencia suficiente para creer que puede ser cierto, que de las situaciones únicas nacen oportunidades increíbles para hacer lo impensable. Pasa en los deportes: baloncesto, fútbol, tenis, ciclismo... Tenemos muy claro que este 2020 ha sido una prueba de mentalidad y resiliencia y que, solo el esfuerzo, ha hecho que estemos en este punto. Como sociedad, no vivimos en una burbuja que minimiza los riesgos de contagio, pero sí podemos crear un ambiente de super- concentración en el que podamos desarrollarnos y lograr lo inimaginable ¿pasará en la vida real? Ojalá los deportistas nos inspiren y logremos superarnos a nosotros mismos.

La libreta de Chinkovsky: Curvas de aprendizaje

Este es un nuevo espacio que tendremos periódicamente, donde Chinkovsky nos va a contar una historia o a desarrollar un concepto de su libreta de apuntes. ¿Quién es Chinkovsky? Sebastián Uribe Chinkovsky es co-fundador de NEWO, pensador, psicólogo y echa cuento por vocación. Si lo has escuchado hablar, sabes que tenemos razón. Si no sabes quién es, aquí lo vas a conocer perfectamente. En este podcast, Chinko se pregunta y responde: ¿Es mejor ser el mejor en un solo tema o saber un poco de todo? ¿Cómo se alcanza el éxito con las curvas de aprendizaje?. Déjate echar el cuento ¡escúchanos!

Desinformación: el verdadero dilema social

Han pasado casi tres semanas desde que Netflix subió su último documental: El dilema Social. Y nos pusimos a pensar ¿qué pasa en el mundo? Lo conversamos, lo investigamos, lo analizamos: estamos desinformados. Empecemos por el principio. ¿Pero cuál es el verdadero principio de todo esto? Podríamos estar hablando de un dilema parecido al del huevo y la gallina: ¿fue primero la desinformación o la falta de rigor periodístico? Vamos a analizarlo y dejaremos que ustedes decidan. En el mundo actual (más allá de la definición de la RAE que todos conocemos) se habla de desinformación para referirse al hecho puntual de la falta de información verídica o confirmada. Pero ¿qué quiere decir esto? Desinformación en la era de la sobre-información Suena contradictorio y lo es. Imagina a una hormiga enfrentándose a una montaña de azúcar que le supera en tamaño unas mil veces: así es la humanidad frente a la información disponible gracias a la tecnología. Nos encontramos en un momento de la evolución humana en el que la tecnología opera como centro de muchas cosas, entre ellas: cómo nos informamos. ¿Ya se vieron The Social Dilemma, el último documental de Netlfix? Puso sobre la mesa, entre otros temas, la desinformación ¿por qué? Nuestras redes sociales nos permiten crear un mini-universo en el que seguimos y nos siguen personas que consideramos afines o complementarias a nosotros. Buscamos a quienes piensan, opinan o sienten parecido o de una forma que puede hacernos decir: yo también. En un artículo sobre los pilares de la desinformación, el periódico El Tiempo afirma “el acceso a la información a través de redes de amigos puede generar una cámara de eco formada por noticias que refuerzan los sesgos propios.” Ese fenómeno en el que buscamos validación de nuestras propias opiniones con terceros que resuenen con nuestras idead tiene un nombre: confirmation bias (confirmación del juicio). Nos informamos por nuestros amigos, por nuestras redes. ¿Cuántos no abren Twitter, Facebook, Instagram o Médium y leen los titulares en algún perfil? Ah, exacto. SOLO LEEMOS LOS TITULARES. No solo experimentamos el confirmation bias, sino que además no somos responsables con lo que consumimos. La era digital ha traído con ella un cúmulo de información que es difícil de digerir (por no decir imposible), así que, para consumir más en menos tiempo, leemos menos. Y de quienes nos interesa. Los hechos se nos presentan como un mero dato que es reinterpretado por el medio del que tomamos la información: “Obtenemos información de formas que nunca habíamos tenido que procesar, mezclada con publicaciones en redes sociales en las que no prestamos mucha atención a la fuente”, fue una de las frases que se recopiló del festival de periodismo en Perugia en 2017. Hace tres años. Y hoy seguimos discutiendo al respecto. El 9 de julio de 2020, el Washington Post actualizó el conteo de Noticias Falsas (o fake news) que ha dicho Trump. El resultado: 20.055 en 1,267 y contando. Aquí está la gráfica: Uno de los factores determinantes para comprobar si una noticia es cierta o falsa son los hechos. ¿Son falsos? ¿Son hechos que están presentados con una óptica tendenciosa? ¿Están viciados? ¿Es más una opinión? Remitirnos a ellos sin juicios de valor nos ayuda a determinar qué es verídico y qué no, qué es informativo y qué, simplemente, puede considerarse desinformación. Rigor periodístico, se llama, y es de las primeras cosas que enseñan en la carrera: siempre hablar con la fuente y con una fuente que contraste, es decir: analizar las dos caras de la moneda. La desinformación cobra más importancia con las fake news. En el documental de Netflix The Social Dilemma lo dicen y estudios lo comprueban: La información falsa viaja seis veces más rápido que la verídica. Parafraseando a Harris, en el documental de Netflix, ¿Cómo compites contra algo que es 6 veces más rápido que tú? Posverdad Este término es familiar y a la vez extraño. La posverdad ha cobrado importancia en los últimos años, fue la palabra del 2017 y según el diccionario de Oxford es cuando “los hechos objetivos son menos influyentes en formar la opinión pública con respecto a la emoción o las creencias personales.” En ese mismo artículo, el filósofo A.C Grayling asegura que se trata de un “mi opinión importa más que los hechos” que se ha agravado con las redes sociales… ¿Se acuerdan del confirmation bias? Ahí es donde entra la posverdad; al fin y al cabo, estamos en un mundo en el que cualquier persona puede publicar sus opiniones (opinión es diferente a hecho) y cualquier otro ser puede hacer eso de esas opiniones, sean o no verdad. Puedo decir en cualquiera de mis redes sociales que el universo no es heliocentrista sino geocentrista. ¿Es esto cierto? ¿Cuántos me creerán? ¿Dejará de ser menos cierto o falso por que algunos no me crean? Bienvenidos a la posverdad: donde incluso lo falso puede ser validado, aunque siga siendo falso. Cómo combatir el verdadero dilema Como usuarios de las redes somos los únicos que podemos desinformarnos y aprender a consumir información. Les proponemos un ejercicio mental simple. Vamos a respondernos estas preguntas : 1. ¿Cuánta información noticiosa recibimos por redes sociales (incluido WhastApp) todos los días? 2. ¿Cuánta parte de esta información replicamos? Hablamos sobre ella, la contamos como si hubiésemos leído mucho sobre el tema, reenviamos… 3. ¿Cuántas veces comprobamos esa información antes o en el proceso de reenviarla? El primer y casi que último paso para combatir la desinformación y la posverdad es la confrontación. Twitter, WhastApp y Facebook han implementado políticas en las que evitan la difusión desmedida de noticias falsas. Por parte de los usuarios, no se trata de ser contestatarios con todo el que tenga una opinión distinta, sino de contrastar, investigar, hacer un simple chequeo de los hechos. Tenemos el mundo a nuestros pulgares ¿por qué no hacemos uso de ellos para verificar lo que fundamenta nuestras opiniones? Incluso preguntarle a alguien que consideremos que puede saber más que nosotrros sobre el tema es una forma de contrastar fuentes de información. Volvamos a lo que hablábamos de lo que les enseñan a los periodistas en la Universidad. Uno de esos saberes principales para ellos es este, que vamos a modificar para propósitos de lectores informativos: Cuando voy a consumir una información, me pregunto estas 4 cosas: ¿Lo que estoy leyendo es relevante?
¿Lo que estoy leyendo contiene más de una sola fuente de información y está citada? ¿Lo que estoy leyendo me ayuda a formar una opinión o me presenta la opinión de alguien? No todos podemos ser periodistas pero sí podemos consumir responsablemente la información a la que estamos expuestos y hacer lo propio con nuestro círculo de influencia. ¿Cómo logras ver algo de lo que ni siquiera eres consciente? Intentando crear consciencia al respecto. No podemos decir que tenemos la solución al problema, pero hay que reconocer que para superar el verdadero dilema social se necesita de los hechos y hacerlo persona por persona. Construir un futuro mejor y más informado, es nuestra invitación. BIBLIOGRAFÍA https://www.mastermarketingdigital.com/everriculum/2020/03/09/el-fenomeno-de-la-desinformacion-en-la-era-digital/ https://www.eltiempo.com/tecnosfera/novedades-tecnologia/los-pilares-de-la-era-actual-de-la-desinformacion-143180 https://www.bbc.com/news/av/world-us-canada-46175024 http://www.cuadernosdeperiodistas.com/fake-news-posverdad-tiempos-populismos-lecciones-periodistas/ https://www.bbc.com/mundo/noticias-internacional-38594515 https://www.washingtonpost.com/graphics/politics/trump-claims-database/?utm_term=.fa944464b351 https://www.newscientist.com/article/2163226-fake-news-travels-six-times-faster-than-the-truth-on-twitter/ https://journals.sagepub.com/doi/abs/10.1037/1089-2680.2.2.175 https://fakenews.publicdatalab.org/ https://www.bbc.com/news/education-38557838 Ilustración de portada: Tyler Spangler.

Lenguaje y cosmovisión: nuestra forma de hablar y cómo entendemos el mundo

No hace falta una citación científica para afirmar que, en el sentido amplio y literal de la palabra, es el lenguaje lo que nos hace distintos del resto de seres vivos. Claro, los delfines se comunican entre ellos, así como lo hacen las ballenas, los primates, hasta los pájaros… pero nosotros, como humanos, tenemos el lenguaje, que ha sido fundamental en nuestra construcción y desarrollo social y cultural. Este desarrollo se da gracias a unas condiciones específicas que tenemos gracias a la evolución. “Estas condiciones incluyen: memoria compleja; capacidad de imitación vocal y manual (algo exclusivo del Homo sapiens); control voluntario de las acciones y liberación de éstas respecto del estímulo inmediato.” Dentro de la evolución del ser humano, la parte del lenguaje y la mente son importantísimas: entre más desarrollamos nuestra inteligencia (y por ende nuestro lenguaje) más capaces somos de entender cuanto nos rodea. De hecho, lo afirma Carl Sagan en su libro Los Dragones del Edén: el que podamos dejar en un lenguaje escrito lo que hemos aprendido ha contribuido enormemente al desarrollo acelerado de nuestra especie. Hemos estado investigando y el lenguaje tiene una relación estrecha con la evolución, la cultura y el pensamiento. Con la evolución, en tanto nuestra anatomía también evolucionó conforme lo hacía el lenguaje de los primeros primates parecidos a los hombres, evolucionando con el tiempo hasta llegar a “la capacitación para un lenguaje de doble articulación que no aparecería hasta los primeros humanos anatómicamente modernos, es decir, hace unos 150.000 años”. Con la cultura, el lenguaje es parte intrínseca y a la vez la herramienta de la socialización y creación de vínculos de esta denominación. Mientras que, para el pensamiento, nuestra capacidad lingüística es el pilar principal para razonar, compartir conocimiento y entendernos con nuestro entorno. ¿Han visto la película Arrival (2016)? La idea no es hacer spoilers, pero quienes se la han visto (si no, háganlo entenderán que es precisamente el lenguaje el que configura la forma en la que vemos y vivimos el mundo. Lo que queremos decir es que nuestra forma de expresión: cómo hablamos, en el idioma en el que hablamos y nuestra interacción lingüística es la herramienta principal para configurar nuestra realidad. El lenguaje es fundamental para entender el mundo. Pongamos otro ejemplo de la cultura popular para ilustrar nuestro punto. En la serie Game Of Thrones el personaje conocido como Hodor recibe su nombre de la incapacidad que tiene para pronunciar una palabra distinta a este vocablo que nadie parece entender. ¿El resultado? Hodor es incapaz de transferir conocimiento, de entablar conversaciones…de hacerse entender e interactuar abiertamente con su especie. Esto quiere decir que no solo es el lenguaje sino también el idioma el responsable de la creación y reconocimiento de la realidad que conocemos. Todos, en algún momento, hemos dicho: “es que son culturas distintas a la nuestra”. ¿Hemos pensado hasta qué punto es una cultura distinta por el idioma que se habla? ¿Será por eso que los latinos nos diferenciamos tanto del resto del mundo? Entre lenguas, dialectos e idiomas, la humanidad ha creado y adoptado lenguajes universales para que todas las culturas podamos escribir “el libro de la comprensión del mundo” en el mismo idioma: matemáticas. El lenguaje binario también podría considerarse una forma universal de entender las cosas. Pero, si lo pensamos bien ¿qué tanto entendemos las matemáticas como para decir que en una ecuación entendemos, por ejemplo, el origen del universo? Claro, un físico, un astrónomo, un matemático podrían entender estas expresiones pero ¿qué porcentaje de la humanidad realmente comprende estos lenguajes? ¿Estamos dejando el conocimiento en manos de muy pocos y de las computadoras? Es difícil encontrar la línea clara entre lenguaje y cultura cuando son términos que se contienen a sí mismos, pero es interesante entender cómo nuestras expresiones definen y a la vez limitan nuestro entendimiento del cosmos. ¿Podremos, en algún punto, comprender mejor el universo si aprendemos a expresarnos de otra manera, o necesitaremos aprender de las matemáticas y las demás ciencia para entenderlo? Ilustración de Minna Sundberg Bibliografía https://www.neurologia.com/articulo/2005372 https://medium.com/@ricardodavid/2-ni%C3%B1os-y-una-cabra-el-genial-experimento-de-psam%C3%A9tico-i-7ce2e0c2a9d8 https://www.revistadelibros.com/articulos/origen-y-evolucion-del-lenguaje https://psicologiaymente.com/desarrollo/psicologia-evolutiva https://scielo.conicyt.cl/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0718-48832010000200002 http://e-ducativa.catedu.es/44700165/aula/archivos/repositorio/1250/1254/html/3_lenguaje_y_cultura.html

Conocimiento sistémico: la clave de la transformación

¿Qué es el conocimiento sistémico? ¿Cómo hemos llegado a necesitarlo como raza humana y cómo puede ayudarnos en nuestra continua evolución? En el mundo han cambiado cosas importantes. Contamos con herramientas tecnológicas que avanzan a pasos exponenciales, tenemos acceso inmediato a cualquier tipo de información y lo más relevante: estamos experimentando un cambio en nuestra mentalidad. Sin embargo, gran parte del mundo profesional parece haberse quedado congelado, maniatado, sin saber aprovechar todo lo que tenemos a nuestra disposición. Las diferentes industrias se presentan como islas independientes, mundos aparte que no parecen tener nada que ver el uno con el otro. Por más que crezca nuestro deseo de entrar en contacto con personas de diferentes conocimientos, siempre nos encontramos con una resistencia; no de las personas sino del sistema. Desde las universidades nos enseñaron a separar las disciplinas y carreras por bloques distintos, aún recuerdo pasar por el bloque de música sintiéndome como si estuviera entrando a una dimensión desconocida, casi prohibida... cuánto me hubiera gustado escuchar la percepción de un músico en alguna de mis clases de neuropsicología, pero eso requería juntar lo imposible. En la universidad, ambas facultades estaban separadas por unos cuantos jardines, y aún así, la interacción era impensada. Ahora ¿qué futuro nos esperaba en el mundo profesional de allá afuera, donde nos separan incluso kilómetros? Hoy siento un nuevo aire, una apertura distinta. Una apertura respaldada por herramientas tecnológicas y accesibilidad ilimitada a información. Es una oportunidad impresionante, no porque todas estas herramientas vayan a hacernos la vida más fácil, sino porque detrás de todo esto se esconde la posibilidad de crear tejidos y sinergias pocas veces experimentadas. Estamos ad-portas de conectar los saberes de la humanidad y crear hábitats de convergencia que incuben nuevos niveles de conocimiento, y con esto nuevas soluciones. Un cambio de paradigma La humanidad se ha vuelto experta en el conocimiento específico y profundo de cada disciplina, llamado también conocimiento vertical. La realidad que nos rodea se nos presenta tan compleja que ha sido necesario abordarla de manera segmentada. Por ejemplo, el cuerpo humano ha merecido miles de años de estudio, igual que el cosmos, la geografía y las matemáticas. La complejidad de cada cosa nos ha llevado a que, por ejemplo, los que sienten curiosidad por el cuerpo deban incluso dividirse, especializarse y sub-especializarse para lograr una profundidad considerable en un saber específico. Hoy contamos con expertos en el dedo pequeño del pie izquierdo. El escenario anterior es muy similar en el resto de las disciplinas. ¿Lo habías pensado? La forma segmentada de abordar la realidad ha sido fundamentalmente útil hasta ahora, pero creo que, si bien todavía falta mucho por saber de cada área, es hora de empezar a conquistar un nivel de conocimiento en el que todavía estamos en la superficie: el conocimiento sistémico o conocimiento horizontal. ¿Tiene algo que aprender la economía sobre proceso biológico de la simbiosis? ¿vale la pena juntar a un artista con un político? ¿Qué podría la física enseñarle a un psicólogo? Estamos en el momento adecuado para provocar estos puntos de contacto y empezar a develar nuevas soluciones y oportunidades. Tal vez son este tipo de respuestas las que tanto estamos requiriendo para el mundo de hoy. En una sala de espera Existe un mito que nos ayuda a ilustrar y dimensionar el alcance de lo anterior. Se dice que en una sala de espera cualquiera coincidieron sentados uno al lado del otro un médico y un ingeniero de minas. De alguna forma iniciaron una interesante conversación en la que el ingeniero le explicaba en detalle al médico la forma en que en su industria se utilizaba un método a través de rayos láser para lograr disipar superficies marinas rocosas y extraer petróleo. Al médico, impresionado con dicha maniobra, no le costó mucho recordar el antiguo, aparatoso y doloroso método que se usaba en la medicina para extraer los cálculos renales (pequeñas piedrecitas que se forman en las vías urinarias). Se le ocurrió que tal vez, con algunas modificaciones necesarias, podría utilizar el mismo método para lograr disipar los cálculos en las personas y revolucionar dicho procedimiento. Dicen que fue así como se logró inventar la litotricia. ¿Vamos a dejar este tipo de oportunidades a merced de salas de espera? Una visión holística de la realidad El conocimiento sistémico trae oportunidades mucho más trascendentales que el logro de nuevos negocios y mejoras específicas. Empezar a ver realidad como un todo y pasar de un conocimiento segmentado a un conocimiento holístico nos permitirá transitar nuevos modelos de pensamiento, nuevas rutas de comprensión y acción que sin duda son el resultado de nuevos niveles de consciencia sobre el mundo y sobre nosotros mismos; en lo anterior está la clave de la transformación. Sebastián U Chinkovsky Co-fundador NEWO.

Turismo de venganza: nunca quisimos viajar tanto

Pasaron los días de confinamiento y más aumentaban nuestras ganas de playa, de ciudades, de viajar. ¿Por qué? El turismo de venganza o revenge travel es la razón. Te lo contamos todo en este artículo de investigación. Si algo nos ha enseñado la globalización a las nuevas generaciones es que el mundo es nuestro. Literalmente, danos la clave de internet y un lugar donde dormir y vamos a darle 80 vueltas al mundo en las vidas que nos queden. Pero, si algo nos enseñó el coronavirus es que no somos los únicos que podemos llegar a cualquier rincón del mundo con lo que tarda un clic. Un aprendizaje que nos golpeó sobre todo en ese aspecto: nuestra libertad. Históricamente hemos luchado por la posibilidad de ser y hacer cuanto podamos, todo con la intención de permitir un desarrollo más libre: conocer otras culturas, abrirnos a otras formas de ver el mundo…construir una realidad más pluralista, incluyente y respetuosa. Tanto así, que en 2019, el sector turismo generó 300 millones de empleos a nivel global, aportando el 7% de los bienes y servicios intercambiados en el planeta.* Desde muy temprano en este 2020 hemos visto cómo las puertas y barreras que se derrumbaron hace años han vuelto a erigirse con la intención de proteger a las poblaciones locales de una pandemia que crecía a un ritmo inconmensurable. Cancelamos viajes, pospusimos planes y nos confinamos en nuestras casas para resguardarnos. De acuerdo con la Organización Mundial del Turismo, podríamos estar mirando a un decrecimiento en la actividad del 60 al 80%. Las playas con océanos de un azul tan cristalino que se juntaba con el cielo pasaron de ser el viaje del verano a nuestro sueño más recurrente. El olor de las tapas y el tinto de verano se convirtieron en una evocación. Sentir el viento de Chicago o New York en nuestro rostro y el frío de la ciudad bajo varias capas de ropa seguiría siendo una sensación meramente retórica. Ni se hable de los viajes a Europa o al mismo Oriente…cosa aplazada hasta nuevo aviso. Alto ahí, sin suspirar y pensar que eso no volverá, que así como crecimos con la sensación de que el mundo era nuestro, también nacimos con esa obsesión innata por no aceptar un “No” como respuesta. Y esta no es la excepción. Nunca habíamos tenido tantas ganas de recuperar el tiempo perdido. Palabra por palabra. Segundo por segundo. Aunque la cuarentena se ha levantado en varios países europeos y es un tema flexible en Estados Unidos, América Latina se está ganando un lugar en los titulares mundiales “confinamientos infinitos”, que siguen poniéndole pausa a nuestros destinos turísticos soñados. En España, el quinto país con mayores pérdidas en turismo, una vez se habilitó la fase 1 de la emergencia sanitaria (posibilidad de salir con todos los cuidados de bioseguridad) los viajes no se hicieron esperar: Santander, Mallorca y todos los destinos que solo admiraban los turistas extranjeros empezaron a ser motivo de visita de los mismísimos españoles. De hecho, el 60% de los encuestados por Travel Advisors Guild planeaba viajar en el corto plazo. Pero ¿por qué? Para entender lo que estamos a punto de explicar, debemos remontarnos a 1966. En esa época, existió en la actual China un dictador comunista llamado Mao Zedong, que logró dominar la región hasta casi los años 80. Sus posturas políticas extremas llevaron al país a un estado de pobreza y austeridad tal, que cuando la economía empezó a repuntar una vez salió el del poder, existió una oleada de gastos por parte de la población que se conoce como “revenge spending”. Muchos expertos creen que, así como el maoísmo llevó a China a una época de austeridad, la pandemia del COVID-19 generóun momento de recogimiento espacial y económico en la actualidad que también puede llegar a un “revenge spending” que se enfocará en una sola cosa: viajes. Así como España, Italia perdió cerca de 34 millones de turistas por el COVID, pero cuando entró en una etapa de flexibilización, fueron los locales quienes empezaron la reactivación del sector con viajes a destinos italianos como Sardegna, Positano o el Lago Como. El revenge travel será una tendencia que tenderá al alza y a la permanencia, dado que pasará un buen tiempo antes de que podamos tomar un vuelo internacional, y mucho tiempo más antes de que podamos hacerlo sin demasiadas restricciones (se habla de que necesitaremos prueba de inmunidad, cuarentena obligatoria al llegar, vacunación…) Viajar por venganza suena más que bien, sobre todo cuando llevamos varios meses en confinamiento y hemos tenido tiempo para encontrar más destinos turísticos que quisiéramos conocer y con los que hemos estado soñando sin parar. Ahora, viajar dentro de nuestros propios países suena aún mejor, pues seguimos cuidándonos en cuanto es posible y empezamos a activar la economía local, que es la más importante en este momento: ayudar a nuestra propia gente a salir de un letargo económico, social y hasta emocional que todos hemos sentido. Se estima que el turismo como lo conocíamos antes de la pandemia tendrá un periodo de recuperación de 19 meses, una vez se estabilice la situación mundial. Por el momento, el revenge travel es un concepto que se avista en el horizonte como parte de la nueva normalidad que viviremos. Solo queda por definir el cuándo, que más que una tendencia mundial del control de la pandemia es una decisión de cada país y región según los números de contagios y normas establecidas para viajar.

Internet of Things: La reivindicación de la tecnología

¿Qué es el Internet de las cosas y cómo funciona? A veces suena más que obvio por el nombre, pero no lo es tanto. Quisimos entender más sobre este tema y nos sentamos a conversar con Agustín Peláez, fundador de Ubidots, empresa colombiana que se dedica al IoT. NEWO: Empecemos por el principio: ¿Cómo un ingeniero electrónico decide emprender en el negocio de Internet of Things? AGUSTÍN PELÁEZ: A mí me gusta definir el Internet de las Cosas como un medio para mezclar nuestro mundo físico con el mundo digital. La electrónica es esa disciplina que permite desarrollar dispositivos IoT para que esos dos mundos interactúen. Por ejemplo, imagina un reloj inteligente que mide cuántos pasos damos y cuánto trotamos, ese reloj está convirtiendo un fenómeno físico (trotar) en información digital que podemos usar para mejorar - en este caso- nuestra salud. N: Bueno, no supongamos mucho. Está más o menos claro, por su nombre, que internet of things (IoT) significa ponerle internet a casi todo, pero ¿para qué o cómo funciona? AP: El IoT es un conjunto de herramientas que nos permiten a personas, empresas y ciudades simplemente mejorar. Esos beneficios normalmente se dan de tres formas: 1. Cuidar mejor a personas u objetos. Por ejemplo, poner un GPS a una flota de vehículos para monitorear por dónde van, o ponerle un sensor a un paciente para monitorear su salud. 2. Hacer un proceso más eficiente. Como, digamos, medir el consumo de agua y energía en hogares remotamente, evitando un desplazamiento para leer el medidor. 3. Hacer un producto más atractivo. Ejemplo: una bici eléctrica con GPS. También conocidas como “soluciones IoT” o “aplicaciones IoT”, las tecnologías para cada caso de uso pueden ser bien diferentes entre sí, pero todas tienen en común que deben capturar datos del entorno, transportarlos al Internet (sea por WiFi o celular), y ofrecer una forma de visualización que permita al usuario final tomar decisiones inteligentes. N: Esta pregunta te la trae un usuario de NEWO ¿Cuáles son las industrias o categorías de la industria que más operan con IoT? ¿cuáles van a ser determinantes en los próximos años? AP:Desde nuestro pequeño pulso del mercado vemos mucho interés y despliegues en Salud, Manufactura 4.0, Agricultura inteligente y energías renovables N: ¿Crees que Internet of Things es algo que va a prevalecer en el tiempo? AP:El IoT no es una tecnología puntual, como lo es el WiFi o el 4G. Es un concepto que abarca muchas tecnologías, muchas de las cuales llegarán y desaparecerán, pero mientras el concepto sirva para solucionar problemas puntuales, va a prevalecer independiente de qué nombre se le de. N: Mucha gente habla de que no solo es una tecnología, pero ya nos corregiste, entonces digamos CONCEPTO disruptivo sino uno que puede ayudar a la optimización de los recursos humanos ¿por qué? ¿Aportaría algo a la sostenibilidad? AP: Puede sonar cliché, pero las soluciones IoT son de verdad para “hacer un mundo mejor”: medición de calidad de agua para consumo humano, medición de irrigación en cultivos para no regar con más agua de la necesaria, monitoreo de animales en vía de extinción, ciudades inteligentes que alertan a sus ciudadanos sobre la calidad del aire o la intensidad de rayos UV, ambulancias que optimizan el tiempo de atención de emergencias…todos son casos reales “Powered by Ubidots”. Siento que, en el mundo de tecnología, nos hemos olvidado del propósito real de la misma, persiguiendo solo el retorno desproporcionado de la eficiencia que nos trae. El IoT es una oportunidad para reivindicarnos y usar la tecnología para extender la vida del planeta, y no solo para “ir mas rápido”. N: Nos da mucha curiosidad el nombre de UBIDOTS. ¿De dónde viene? ¿cómo nace? AP:“Ubi” de ubicuidad (o sea, que está en todos lados) y “dots” de puntos. Nos soñábamos un mundo lleno de puntos conectados y enviando datos a Ubidots. Nos falta mucho, pero ahí vamos …. N: ¿Y qué es lo que, puntualmente, hace UBIDOTS? AP: Cuando empezamos a ver que el IoT sería una tendencia, le apostamos a que esos millones de objetos iban a generar tanta información que se iba a volver imposible desarrollar una aplicación de software diferente para cada proyecto IoT. Nos definimos como el “Shopify del IoT”. Así como Shopify ayuda a miles de personas crear tiendas de e-commerce sin necesidad de contratar a un ingeniero de software, Ubidots está ayudando a miles de personas crear proyectos IoT sin necesidad de un equipo de desarrollo. Nosotros les damos las herramientas más comunes para salir al mercado: dashboards, alertas, interfaces con dispositivos electrónicos (APIs) e integraciones plug-n-play con otros actores del ecosistema IoT. Me gusta decir que le damos “superpoderes” a los emprendedores IoT, para que puedan montar un negocio en cuestión de semanas. N: Ahora, alguien nos contó que gran porcentaje de tus clientes no son colombianos a pesar de que operas acá y creaste la compañía acá ¿cuál crees que ha sido el factor fundamental para que tu empresa haya crecido tanto, sobre todo en el exterior? AP: Más del 90% de nuestros clientes están por fuera de Colombia. Creo que se habla mucho de “productos nacionales” vs “productos internacionales”, pero nosotros no hacemos esa diferenciación. Solo hay un tipo de producto y es el que tiene relevancia y calidad. Entonces, si uno tiene un producto bien hecho, que resuelve una necesidad puntual, al cliente no le importa si es hecho en Colombia, Alemania, o EEUU. Muchas veces les preguntamos a nuestros clientes si sabían que Ubidots era de Colombia, a veces nos dicen que no sabían, otras veces que sí, pero que no les importa. Seguramente hubo muchos que les importó y no compraron, pero el mundo es muy grande y siempre va a haber gente para todo. Ahora, cuando el mercado es global la competencia también es global. Por eso, mi invitación sería siempre intentar sub-sub-sub especializarse en un nicho de mercado. A mayor especialización, menor mercado y menor competencia. Pero ese “menor” mercado, cuando es global, seguramente será mas grande que el local. N: Esta pregunta es algo extraña, pero sentimos que debemos hacerla. El mundo ha cambiado muchísimo en los últimos 30 años: teléfonos móviles, internet, computadores portátiles…tú creciste mientras todo esto sucedía y decidiste emprender en algo que apenas se estaba desarrollando ¿por qué? AP: Porque los emprendedores son personas que ubican sus apuestas en una versión del futuro en la que creen firmemente. En nuestro caso, esa versión fue un mundo conectado a través del IoT. Como lo dice nuestra misión “Enabling the data-driven future, today.” N: ¿Qué tan bueno es para una sociedad globalizada que tengamos todo conectado a internet, enviando datos constantemente? ¿No representa un peligro en cuanto a seguridad informática? AP: Sí, ese es un reto que tenemos por delante como industria por delante y es pasar de miles, a millones de dispositivos conectados, de una manera segura. También es una oportunidad para quienes se ingenien mejores formas de proteger despliegues IoT, todo está por hacer ahí. N: La tecnología es un tema complejo, que se actualiza casi que todos los días, que exige mucho ¿Cuál es el mayor reto que enfrenta un emprendedor tecnológico? AP: De acuerdo, en este mundo es muy fácil “pasar de moda”. El reto no es cómo no pasar de moda, sino cómo crear un modelo de negocio, y una cultura organizacional que no dependan de la moda. N: Antes de que cerremos ¿Cómo te ves con Ubidots en el mercado en los próximos años? ¿Cuál es la meta a mediano y largo plazo? AP: Seguir ejecutando esta visión, muy enfocados en lo que ya sabemos que funciona e ignorando lo que ya sabemos que no funciona. No queremos ser la empresa más grande del mundo IoT, pero sí ofrecer la mejor experiencia de desarrollo IoT en el mundo, habilitando más de 3,000 clientes a crear soluciones IoT. N: Para cerrar, esta pregunta nos llega por Twitter. ¿Qué empresas destacas en Colombia que se dediquen a IoT? AP:Netux está liderando grandes proyectos de IoT en el sector salud, en Colombia y Latinoamérica, lo que le ha dado el puesto de estar en el top 10 de empresas innovadoras en Colombia según la revista Dinero. Vantu y Asimetrix están transformando el sector pecuario con tecnologías IoT y ciencia de datos.

Sistema inmune comportamental: lo que hay que dominar en pandemia

Te contamos de qué se trata este término acuñado por el científico psicológico Mark Schaller y cómo nos afecta en esta pandemia. Investigamos y te traemos un vídeo completo sobre el tema ¿Sabías que incide en nuestra economía? También te contaremos de la doble curva y de lo que podemos hacer para que el coronavirus sea una pandemia que podamos ayudar a controlar.

Intraemprendimiento e innovación en grupos empresariales ¿cómo funciona?

Nos sentamos con Sebastián Toro, Líder de Proyectos de Emprendimiento del Grupo Nutresa, para entender un poco cómo funciona el intraemprendimiento y la innovación en los conglomerados empresariales. Hablamos de muchas cosas: claves de la innovación, aprendizajes, qué se necesita para emprender, todo lo que debemos saber para entender este mundo. NEWO: Empecemos por el principio: ¿Qué hace un líder de proyectos de Emprendimiento del Grupo Nutresa? SEBASTIÁN TORO: De todo, como cualquier emprendedor, solo que con las particularidades de serlo para una empresa. Es decir, emprendimiento corporativo. Ese “de todo” va desde definir con la organización esas iniciativas que encajan con la estrategia, conceptualizarlas, venderlas internamente, levantar rondas como cualquier emprendedor; y de resto, hacer que las cosas pasen, cuidando especialmente tener siempre al usuario en el centro, y ser prácticos e inteligentes diseñando el modelo de negocio. N: ¿Cómo innova el Grupo Nutresa desde su campo? ST: Esta pregunta es muy amplia porque el Grupo tiene muchos frentes de innovación, no solo es producto o servicio, por ejemplo: cultura, procesos, relacionamiento con el ecosistema, venture corporativo que es Nutresa Ventures, entre otros. Inclusive, el Grupo tiene una dirección de innovación. Lo que sí te podría decir es que la innovación siempre la acompañamos de la palabra efectiva: debe ser innovación efectiva, que es innovación que sí llega al mercado a dar valor; es vacunar a la innovación contra el exceso de teoría. N: ¿Y como ve Sebastián Toro, quitándose la camiseta Nutresa, la innovación? ST: Me cuesta quitarme la camiseta de Nutresa porque la llevo tatuada. Pero, para responderte, la palabra innovación no me gusta mucho porque su mal uso hace que signifique demasiadas cosas y en su nombre se ejecutan acciones que no corresponden a su único significado: atreverse a crear avenidas de crecimiento solucionando problemas reales. Me gusta más emprender que innovar, y me gusta mucho más hacer que las cosas pasen que los términos “cool” que se utilizan en los negocios. N: Tenemos la concepción (que puede ser errada) de que la innovación requiere herramientas ¿qué se necesita para innovar y cuándo debería una empresa preocuparse por tener un departamento o un área que se dedique a esto? ST: Más que áreas y estructura, lo que se necesita son convicciones, decisiones. Un ambiente que estimule y oriente a la acción. También hay que ser sensato, así como un financiero, un comercial o la gente de talento tienen herramientas, en innovación o emprendimiento también existen, y quien se dedique a esto las debe manejar. Y desde otra óptica, para emprender en una organización se necesitan, sí o sí, tres cosas: 1. un problema real de mercado para solucionar 2. apoyo de la dirección 3. un/unos buenos jinetes dedicados…… nada, ni en lo negocios ni en la vida, sucede con dedicaciones marginales. N: Muchas veces, y es desconocimiento de quienes no trabajamos en grandes compañías, no logramos identificar qué es un emprendimiento y qué es algo innovador en Grupos como Nutresa… Así llegamos a esta pregunta que nos da un usuario de NEWO: ¿qué proyectos han lanzado y cómo fomentan el emprendimiento y la innovación? ST: Nuestro portafolio de innovación es gigante año a año: desde lo incremental, hasta propuestas de valor nuevas en portafolio o en nuevos mercados. Para mencionar emprendimientos corporativos recientes: Bénet, Evok y Kibo, N: En un mundo globalizado e industrializado, ¿qué tan importante es la innovación para medir la competencia con otras empresas? ST: VITAL, es simplemente de supervivencia. Los invito a hacer un ejercicio. Miren las 100 empresa más grandes de USA en 1980, y miran las 100 actuales. Cuáles aún están, cuáles se han muerto, y cuántas nuevas hay. La velocidad de la tecnología y de nuevos hábitos de consumo como detonantes de nuevos modelos de negocio hacen que el emprendimiento o la innovación sean estructurales, y necesarios para competir y sobrevivir. Un ejemplo: si estás soltero y llevas echando el mismo cuento 5 años…si no cambias, si no gestionas tu propuesta de valor, la probabilidad de conseguir pareja tenderá a cero. Lo mismo pasa con las organizaciones buscando clientes. N: ¿Cómo funciona un equipo que tiene como meta la innovación? ¿cómo mantenerlo motivado? ST: Funciona como una célula: tiene un núcleo, funciones específicas, una estructura; si algo no funciona bien, la célula entera se enferma. Y es célula también porque muchos órganos, miembros, la bloquean, la matan. En cuanto a la segunda pregunta, creo que en innovación o emprendimiento nadie nos tiene que motivar porque solucionar un problema real, construir el futuro de una empresa o liderar una iniciativa valiosa son suficientes motivos para estar motivados. Si estos no les funcionan, es mejor que busquen un rol operativo. N: Esta nos la regala una usuaria de NEWO ¿Qué aprendizajes de ser emprendedor te pudiste llevar para Nutresa y cómo los usaste? ST: Varios. Pero debo decir, también, que es mucho más lo que he aprendido de Nutresa, que lo que yo le he podido dar. Les comparto algunos: · Obsesión con el seguimiento, como en un sprint. · Intensidad y obsesión, que son consecuencias de la pasión · Capacidad para volver mis retos en historias, y hacer que otros crean en ellas · Las preguntas: ¿qué tal si?, ¿qué es lo peor que pueda pasar? · Y mucha humildad, para aprender de todo el mundo en Nutresa todos los días. Si tienes alguna pregunta para él déjala en nuestros comentarios y él te responderá. Agradecemos a Sebastián por su tiempo y disposición para esta entrevista

Una carrera espacial microscópica

Un recuento de la vacuna contra el SARS-CoV19 Decía Stephen Hawking que el trabajo de la ciencia es explicar los misterios de la naturaleza, grandes o pequeños. Llegó un momento de nuestra corta vida como seres pensantes en el que nuestra curiosidad nos impulsó a buscar qué había fuera de nuestro planeta. La carrera espacial de los años 60 fue conocida en todo el mundo: La entonces Unión Soviética y Estados Unidos se enfrentaron en una competencia por lograr conquistar el espacio exterior y entender qué había fuera de la órbita terrestre[1]. Lo macro. Han pasado casi 60 años y los avances de la ciencia en todos los campos son inconmensurables. Tanto, que hablamos de la radiación Hawking y de la teoría M para entender todo. Tanto, que tiempo atrás algunos estudios ya revelaban la posibilidad de una pandemia en los años venideros, y aquí estamos. Una pregunta que surge con esta pandemia es ¿cómo es posible que algo tan pequeño cause tanto daño? Podríamos intentar darle una explicación a lo efecto mariposa o apegarnos a lo científico y conocer a fondo los efectos del COVID-19 en el cuerpo humano. O mejor, podemos volver a la carrera espacial. En lo que pareciera ser una nueva edición de una carrera por demostrar poderío ante un mundo globalizado pero atemorizado, hoy la carrera no es hacia el espacio sino hacia el microscopio. Lo pequeño. Lo que ni siquiera vemos con nuestros ojos. Con este gráfico de ABC News, podemos hacernos una idea de quiénes están compitiendo en esta carrera microscópica: No se trata de una carrera por demostrar quién llega primero a la luna. Hay que llegar primero a la vacuna. De manera eficiente y segura, pero lo más rápido posible. Necesitamos ser Usaín Bolt en esta carrera. Estamos intentando condensar años de perfeccionamiento clínico de una vacuna en MESES que pueda desarrollarse, testearse y producirse a gran escala en el menor tiempo posible. Aquí surge una pregunta ¿qué riesgos implica, en términos de efectos secundarios, que aceleremos los procesos de prueba de la vacuna? Carlos Julio Montoya, PhD en Inmunología, explica que no se conoce con exactitud qué riesgos implica, o si realmente implica nuevos riesgos. Montoya también hace énfasis en que los estudios de fase I y II también se evalúa la seguridad de las vacunas; hasta el momento no se han demostrado riesgos graves para la salud en los sujetos que han participado de los ensayos. Sin embargo, pueden existir efectos secundarios agudos y crónicos que sólo se observan cuando se incluya un mayor número de individuos en los estudios de fase III, y cuando pase mucho más tiempo después de la administración de las vacunas en estudio. Según el último artículo de la BBC sobre estas vacunas[2] y en contraste con tabla de la ABC NEWS, se habla de 140 desarrollos de vacunas en paralelo, algunas en etapas muy tempranas y otras en un estado ya más avanzado. De estas, 25 están siendo probadas en humanos (que es un estadio adelantado del estudio). ¿Cómo funciona una vacuna? La principal razón por la que muchas personas están en contra de las vacunas es por la forma en que funcionan. Una vacuna es una dosis mínima del virus que se introduce en el cuerpo. Es la cantidad suficiente para que no enferme, pero sí para que el sistema inmune (maravilla de la naturaleza) reconozca la amenaza y genere los anticuerpos necesarios para combatirlo. Esto desencadena un proceso en el que generamos las defensas necesarias para saber cómo atacar y neutralizar el virus cuando estemos expuestos a él en la realidad. Hay varias formas de crear estas mini dosis de virus, pero esta es la más común. Si quieres conocer cómo se está aproximando cada estudio a esta vacuna, haz clic aquí o aquí. Que casi ninguna vacuna esté en fase 3 o más adelante significa que todavía no estamos completamente seguros de la efectividad en la generación de estos anticuerpos y la seguridad de la vacuna para los humanos. Y es donde algunos piensan “hay personas con inmunidad innata”, ¿es esto cierto? El Doctor Montoya habla de que no hay una demostración fáctica de esto, pero deja claro que todos los seres humanos hacemos uso de nuestro sistema inmune (a excepción de quienes tienen inmunodeficiencias) que incluye complejas interacciones entre muchas células y moléculas, y que es exitosa en el control inicial de una gran exposición natural a agentes infecciosos diversos. Montoya concluye: “Así tengamos sistema de defensas, innatos u otros, toda persona debe considerarse susceptible a las infecciones y guardar estrictamente las medidas de control suficientemente establecidas y difundidas por todos los medios.” Igual, es importante anotar que, para llegar a este punto, los avances han sido gigantescos: pudimos descifrar el genoma del SARS-CoV2. Eso quiere decir que sabemos cómo está compuesto genéticamente y eso ayuda en la investigación de vacunas y tratamientos para la enfermedad. Miremos este otro gráfico de The Guardian, según la última información de la Organización Mundial de la Salud del 23 de julio. La primera etapa del desarrollo de una vacuna incluye pruebas en animales que tengan un ADN similar al nuestro. Exacto, chimpancés. De ahí, una vez probada la eficiencia de la vacuna sin arriesgar humanos, se buscan voluntarios que quieran probar la vacuna. Un pequeño grupo. Luego agrandamos el grupo y medimos los resultados. Una vez probado el éxito en grupos más grandes, intentamos hacerlo a gran escala y de ahí se aprueba la vacuna. Por fuera de China, Los laboratorios farmacológicos de Pfizer y Moderna son los que más adelantado llevan el estudio. También está la universidad de Oxford, que en la última semana ha reportado avances en cuanto a la “fuerte respuesta inmunológica.”[3] O sea, tal vez sea segura y eso es esperanzador. Moderna habla de un costo entre 40 y 50 euros por dosis[4] para países desarrollados, que es su target específico. Aunque el panorama es esperanzador, la producción masiva y posterior consecución de dosis para países enteros puede ser compleja. Alemania, Japón y Rusia estiman que la vacuna no estará disponible para el grueso de la población mundial hasta mediados de 2021. Rusia, siendo quien más ahínco pone en acelerar el estudio hasta la etapa de producción masiva, está siendo observada con lupa por la OMS, pidiendo cautela en la clase de afirmaciones que hacen respecto a sus avances. Antes de eso, la vacuna solo será para países como USA, que ya ha doblado su financiación a la búsqueda. La carrera microscópica busca ponerle un fin a la pandemia pero también habla de la capacidad económica de quienes han podido producirla y, últimamente, de quienes puedan conseguirla. No es mentira, entonces, que debamos esperar y ser prudentes con el manejo de la cura del COVID-19, que puede tardar unos meses más y que necesita ser, antes que efectiva, segura. Lo que no debe tardar es la concientización del autocuidado para las labores diarias. El balance mundial depende no solo de la cura del virus sino también del manejo individual que le damos a la pandemia, no se trata de encerrarse en el miedo al contagio sino de convivir responsablemente con el virus. Cuidarse y respetar todas las normas de seguridad es el primer paso. Bibliografía [1] https://es.wikipedia.org/wiki/Anexo:Cronolog%C3%ADa_de_la_carrera_espacial

[2] https://www.bbc.com/news/health-51665497 [3] https://www.theguardian.com/world/2020/jul/20/oxford-coronavirus-vaccine-triggers-immune-response-trial-shows

[4] https://www.eleconomista.es/internacional/noticias/10694374/07/20/La-vacuna-de-Moderna-podria-salir-al-mercado-por-unos-50-euros.html

Sede Frontera

(Cra 43A 18 Sur 174 Mall La Frontera/Local 201)

(+57) 320 7687744 

  • White YouTube Icon
  • White Facebook Icon
  • White Twitter Icon
  • White Instagram Icon