whatsapp (1).png
  • NEWO

La pequeña historia que conduce al hilo de Cien Años de Soledad

Actualizado: jun 2

Dice mi papá que para correr, inclusive para caminar, hay que gatear; ir de a poco, sin afanes y disfrutando esa misma espera. Así pasa con García Márquez, “el niño que le escribió su vida a Aracataca”. El coronel no tiene quién le escriba es, en palabras del propio autor, su mejor libro escrito antes de Cien Años de Soledad. “Gabo” escribe Cien Años de Soledad para que la gente lea El coronel no tiene quien le escriba, y yo hoy escribo con la idea de que lean el último para amar el primero. Este es un libro preciso para empezar, corto como uno espera (y sólo a veces quiere). Mientras escribo guardo una pequeña esperanza: que este libro les genere la misma incertidumbre que a mí y al otro 98% de la población según mi intuición, que pocas veces ha fallado. Esta es una obra donde se pierde un poco el realismo mágico que  cuenta la vida de un militar veterano de La Guerra de los Mil Días que lleva quince años esperando el pago de su pensión por parte de un Estado que desconoce hasta el lugar dónde vive. Le acompaña una esposa llena de amor ferviente y una paciencia inagotable para sostener el hogar con un poco de comida, y algo de café. Un gallo de pelea completa el trío protagonista de esta historia. Este animal, que carga más valor emocional que económico, será el punto de más de una pelea entre el Coronel y su esposa. Inevitablemenete tendrán una opinión respecto al gallo y tomarán el lado de alguno de los involucrados. Es algo inherente, va a pasar mientras leen. Hay entonces, en este punto, una única advertencia: olviden el rumor que enmarca al animal como el tema principal de esta historia, García Márquez es sencillo esta vez, pero no hasta tal nivel. Sin embargo, ¿qué guarda de particular el gallo del coronel? ¿Por qué cualquier opción es mejor que vender o matar al gallo para comer? ¿Cumple García Marquez el próposito de llevar la atención a Aureliano Buendía y su esposa Úrsula? Podría decirles que es esta una narrativa basada en casos reales, pero cargaría con una responsabilidad adicional. Entonces dejaré la calificación de la trama a su criterio y deducción personal.

Un plus: la pareja tuvo un único hijo, asesinado por razones políticas en Colombia.  Atrevido sería no reconocer la intención clara de García Márquez, donde personalmente creo que se trata del rescate de los hombres con valores, de una convicción inquebrantable, dejados olvidados y al final en tiempos de lucha. Me parece irrespetuoso (y hasta carente de sentido) encaminar esta pequeña sugerencia hacia una reseña, o un pequeño resumen de lo que trata este libro. Perdería la emoción que desencadena el leer esta o cualquier otra obra. Yo caminaría por cada página sólo porque conozco el final: una escena que rompe esquemas, que te hace entender al coronel, a su esposa, y al animal, todos a la misma vez.

Les dije que les escribía del último con la intención de que amaran el primero. Ojalá no me dejen esperando como al coronel y puedan entender la escena final de esta historia, despampanante, retadora, quizás anti-sistema y sin lugar a dudas, lo volvería a leer.

¿Y si leemos la historia fuera del realismo mágico de García Márquez? ¿Y si quizás lo mágico siempre fue la realidad ya vivida? El coronel no tiene quién le escriba es el primer paso para empezar a apropiarnos de un Nobel que hace años decidimos dejar a un lado. Escrito por Virginia Petro De León. 

3 vistas

Sede Frontera

(Cra 43A 18 Sur 174 Mall La Frontera/Local 201)

(+57) 320 7687744 

  • White YouTube Icon
  • White Facebook Icon
  • White Twitter Icon
  • White Instagram Icon